Skip to content

La Huelga de Streamers funcionó.

Las redes sociales son atractivas porque son un ecosistema. Todos consumimos y todos producimos (o la mayoría) No importa que un instagramers baje su cuenta, su capacidad de poner en jaque a la plataforma es nula.

Twitch no es lo mismo. ¿Qué hacen los miles y miles y miles de espectadores de Ibai cuando la persona a la que siguen y admiran se marcha de un lugar? Se van con él. Porque el lugar no es lo importante, sino Ibai. En este sentido, el poder de los streamers es similar al de las cadenas de radio: la audiencia es suya, no del medio. Cambio de paradigma o no en la relación entre creadores y plataforma (y el precedente negativo de YouTube es reciente), la huelga bien puede servir de advertencia a Twitch.

Más info en Xataka: https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/huelga-47-usuarios-conectados-pulso-exitoso-streamers-a-twitch